El día del Parto

El 11 de septiembre de 2016 me desperté acalorada y muy cansada ya que hacía días que apenas dormía. Con un dolor infernal en las lumbares.

Era domingo así que íbamos a comer a casa de mis suegros que viven cerca de casa. A eso de las 11:00h empecé a notar unos dolores extraños en el abdomen pero como eran soportables no le dí la menor importancia.

Sobre las 12:00h aproximadamente nos fuimos a hacer el vermut con mis suegros, en su casa porque la temperatura de la calle era inaguantable (Aún más con mi barriga de casi 42 semanas).

Tras el vermut nos pusimos a comer (si os soy sincera ni recuerdo lo que comí aquel día…Seguía con dolores cada cierto rato pero muy y digo muy soportables).

Tras la comida mi marido y yo nos fuimos a la habitación de invitados a dormir un ratito, y digo dormir por decir algo ya que no conseguí descansar un solo momento.

Una vez tumbada esos dolores aumentaron su intensidad, así que decidí decirle a mi marido: “Oye, creo que tengo contracciones porque me duele mucho”.

Como no quería decirle nada a mis suegros (Por si se trataba de una falsa alarma) le rogué a mi marido que nos fuésemos a casa para poder estar tranquilos y no tener que disimular el dolor.

Toda la tarde igual, sí…Eran contracciones y las aguanté hasta las 19:00h o así que decidí ducharme e ir al Hospital.

Una vez llegué allí me hicieron un tacto y me dijeron que tenía el cuello del útero borrado pero aún me quedaba mucho camino por recorrer.

La matrona (Era joven y muy “salá” me dijo: “Oye, ves a dar un paseo, un paseo largo, come ligero y “haz los deberes”.”.

Los “deberes” sí, así como quien no quiere la cosa me dijo que después de seguir esos pasos de pasear y comer hiciese el amor con mi marido. Aluciné, yo pensaba: ” Esta mujer está fatal, voy a ponerme a hacer eso con la ciática, las contracciones, las altas temperaturas y mi barrigón de 41+6…”

Pero sí, seguimos las instrucciones que nos dijo, estando de paseo y ya habiendo cenado (a eso de las 22:30h) llamó mi suegra para tomar algo. Claro que fuimos, y que bien me supo esa fanta que me tomé…Tras estar media hora sentada en la terraza del bar ya no aguantaba más, quería irme a casa, el dolor cada vez era  más fuerte y seguido.

Nos despedimos de mis suegros y le dije (En plan coña): “Esta noche os llamamos, jajajaja”.

Pese a tener dolores fuertes y seguidos pensaba que no estaba de parto ya que habíamos ido al Hospital y nos habían mandado para casa así que de camino a casa llamé a mi madre para decirle si al día siguiente podía acompañarme a las correas que tenía visita en el Hospital (semana 42) y en la que me decían que día me lo provocaban.

Llegamos a casa, sólo quería relajarme e intentar dormir para no tener que soportar esos dolores que estaba teniendo y mi marido va y me dice :”Oye, que hay que hacer los deberes…”.

Cero ganas de “deberes”,lo intenté por activa y por pasiva pero al final opté por hacerlos y de perdidos al río. Pasaron 15 minutos y los dolores eran horribles y demasiado seguidos (cada 5 minutos).Otra vez ducha y al Hospital….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s